Argentina nuevamente por debajo de la media regional en transparencia legislativa

El pasado miércoles 7 de diciembre las organizaciones miembro de la Red Latinoamericana de Transparencia Legislativa (RLTL) presentaron en la Honorable Cámara de Diputados los resultados 2016 del Índice Latinoamericano de Transparencia Legislativa;  una medición que evalúa la transparencia, el acceso a la información pública y la rendición de cuentas de los Congresos de la región en base a estándares internacionales.

La presentación consistió en una reunión de trabajo a puertas cerradas de la que participaron legisladores, funcionarios y las organizaciones argentinas miembros de esta red; Asociación por los Derechos Civiles (ADC), Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), Directorio Legislativo y Poder Ciudadano. Se hicieron presentes Karina Banfi (Diputada Nacional-UCR), Ing. Florencia Romano (Secretaria Administrativa de la HCDN), Juan de Dios Cincunegui (Director General de Relaciones Internacionales de la HCDN), Enrique Pinedo (Director de Relaciones Institucionales del Senado), integrantes de la Dirección de Modernización Parlamentaria de la Cámara de Diputados y asesores de varios otros legisladores.

En términos regionales, la medición 2016 puso en evidencia que los Congresos de latinoamérica aún no cumplen con la apertura y transparencia deseables dado que, los resultados arrojaron un promedio del 50% de transparencia legislativa. Los países que se ubicaron en los mejores puestos fueron Costa Rica con un 72%, Chile con el 64% y Paraguay con el 62%. Respecto de la edición 2014 fueron cotejados 4 nuevos países; Costa Rica, Panamá, Paraguay y Republica Dominicana se sumaron a Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Perú y Venezuela, alcanzando un total de 13 países.

El caso de Argentina se encuentra en el puesto nº 11 del ranking; arrojando un 39% se coloca apenas por encima de Republica Dominicana  (37%) y Venezuela (20%).  De hecho, con respecto a la medición 2014, el aumento del nivel de transparencia del Congreso Nacional no llegó siquiera al 5%. Mientras que los aspectos relacionados a lo Normativo resultaron los más transparentes de nuestro Congreso, al establecer una norma o garantías escritas que faciliten la publicación de información, los aspectos relacionados a Presupuesto y Gestión Administrativa, al igual que en 2014, fueron los que presentaron menores niveles de transparencia. A su vez, en lo que concierne a la transparencia en el proceso legislativo y de formación de leyes, se ha retrocedido un 1,73% respecto de 2014.

Mientras que el promedio de mejora de la región fue del 12%, el de Argentina fue sólo del 3% con respecto a 2014.

A modo de conclusión, tras la evaluación y presentación de estos resultados, y más allá de la reciente sanción de la Ley 27.275 de Acceso a la Información Pública, el Congreso Nacional tiene como  desafío el aumento efectivo de los niveles de transparencia que permitan al ciudadano conocer las reglas que rigen el funcionamiento legislativo, cómo se ejecutan los presupuestos y cómo puede involucrarse en la toma de decisiones parlamentarias.