Audiencia CIDH: con ausencia de representantes del Gobierno Nacional, Poder Ciudadano y ADC solicitaron que se garantice la independencia judicial

En el marco del 156º periodo ordinario de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), las organizaciones analizaron la situación de la independencia judicial en nuestro país. El Estado Argentino, convocado como parte, no asistió y solicitó que se “cancele” la audiencia. La CIDH no dio lugar al pedido.

(Buenos Aires, 23 de octubre de 2015) Poder Ciudadano y La Asociación por los Derechos Civiles (ADC) ycelebraron hoy una audiencia temática ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para informar sobre la situación de la independencia judicial en Argentina. Pese a estar convocado, el Estado argentino decidió no participar. El canciller Héctor Timerman envió a la CIDH una carta con un pedido oficial para que la audiencia fuera cancelada bajo el argumento de la coyuntura de sensibilidad política que atraviesa la Argentina en víspera de las elecciones generales. Desde la CIDH se decidió por unanimidad no dar lugar al reclamo.

Durante la audiencia, los peticionarios, Torcuato Sozio (ADC) y Álvaro Herrero (Poder Ciudadano) destacaron la preocupante situación en la que se encuentra el sistema judicial argentino. En particular, se refirieron a las presiones para promover la destitución del Ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Dr. Carlos Fayt, a la situación alarmante de los jueces subrogantes, la falta de composición equilibrada del Consejo de la Magistratura y a la parálisis del organismo.

En ese sentido, Sozio sostuvo que en materia disciplinaria “en los últimos cuatro años, el Consejo solo aplicó dos sanciones y decidió la apertura del proceso de remoción a dos jueces, mientras que en el período 2006/2010 se aplicaron veintidós sanciones”.
Por su parte, Herrero (Poder Ciudadano) señaló que: “…el sistema de suplencias también se encuentra en crisis, no solamente por la dimensión que tiene la cantidad de subrogantes en el sistema de justicia nacional y federal, esto es 20%, sino por estar prácticamente paralizado, producto de las causas judiciales”.

Con el propósito de fomentar acciones conducentes para mejorar la independencia judicial, los peticionarios solicitaron a la CIDH, entre otras medidas, a que inste al Estado argentino a garantizar el acceso a la información pública del Poder Judicial y a diseñar un plan estratégico para reducir la cantidad de vacantes.

Finalmente, solicitaron que se inste al Estado argentino a disponer las medidas necesarias para garantizar la independencia de los jueces y juezas, especialmente aquellos/as que tienen a cargo investigaciones por supuestos hechos de corrupción, evitando interferencias por parte del propio Estado.

La audiencia completa puede verse aquí