Capítulos latinoamericanos de Transparencia Internacional demandan el cese de los hostigamientos a activistas de derechos humanos y exigen investigaciones independientes y serias sobre las acusaciones de gran corrupción en Venezuela

Los capítulos latinoamericanos de Transparency International (TI) recibimos con profunda preocupación la noticia de que activistas de derechos humanos venezolanos, entre quienes se encontraba Mercedes de Freitas, directora ejecutiva de la organización representante de TI en ese país, fueron amenazados con retirarles su pasaporte para impedir su regreso a su país. Esta amenaza fue realizada por funcionarios de la delegación venezolana en Ginebra, en el marco del evento “Derechos Humanos y Democracia en Venezuela”, realizado el pasado martes 6 de junio en el Consejo de DDHH de las Naciones Unidas.

Esta nueva agresión se suma a varios hechos anteriores semejantes e incontables noticias sombrías sobre la situación y resultados de la represión en ese hermano país.  Frente a ello, los capítulos de TI en la región expresamos nuestro firme respaldo a la lucha de nuestros colegas y sus aliados en Venezuela y exigimos el cese de la represión y la violencia desatada en contra de los manifestantes y activistas opositores, que ha tenido como resultado hasta el momento la muerte absurda de más setenta personas.  Exigimos también que se detengan inmediatamente las amenazas y hostigamiento a activistas de derechos humanos y anticorrupción.

Demandamos también que, más allá del supuesto programa ideológico que pretende enarbolar el régimen autoritario que encabeza el Presidente Maduro, se inicien profundas e independientes investigaciones, que atiendan los indicios de gran corrupción que han emergido a lo largo de varios años y que han sido invisibilizados por parte de las instituciones de justicia venezolanas.  Particularmente preocupante es el silencio en torno a los presuntos sobornos en mega-proyectos de infraestructura conocidos a raíz del destape de la confesión de la empresa brasileña Odebrecht ante la justicia norteamericana en diciembre pasado.

Tenemos la convicción de que, como ha ocurrido en otras oportunidades en nuestra región, la terquedad de un régimen absolutamente deslegitimado para dilatar su permanencia en el poder responde al fundado temor de que, apartándose del mismo, se haga evidente el manejo irregular de fondos públicos y que, en consecuencia, se termine procesando a encumbrados líderes políticos, como es el caso del expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, acusado en su país de múltiples casos de corrupción y que enfrenta hoy un juicio de extradición en Florida, o como el expresidente peruano, Alberto Fujimori, quien actualmente purga sentencia por  crímenes cometidos durante su gobierno.  Los capítulos latinoamericanos de TI consideramos que es necesario enviarle a la comunidad internacional una señal de que no toleraremos la impunidad.

Al tiempo de expresar nuestro total respaldo al Capitulo Venezolano de TI y nuestra más sentida solidaridad al pueblo de Venezuela, exhortamos a la comunidad internacional a brindar su más decidido apoyo a la causa que ellos han abrazado en contra de ese régimen opresor, a favor de la libertad de los presos políticos y las más amplias libertades ciudadanas, así como impulsar la solución electoral a la situación de crisis.

 

Suscriben los siguientes capítulos de Transparencia Internacional:

Acción Ciudadana, capítulo guatemalteco

Asociación para una Sociedad más Justa, capítulo hondureño

Costa Rica Íntegra, capítulo costarricense

Chile Transparente, capítulo chileno

Fundación Nacional para el Desarrollo – FUNDE, capítulo salvadoreño

Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, capítulo panameño

Poder Ciudadano, capítulo argentino

Proética, capítulo peruano

Transparencia Mexicana, capítulo mexicano

Transparencia por Colombia, capítulo colombiano

Transparencia Venezuela, capítulo venezolano

Transparencia Internacional – Programa Brasil