El Vicepresidente de la Nación, Amado Boudou fue procesado, acusado de cohecho pasivo y de negociaciones incompatibles con la función.

Básicamente se le imputa haber adquirido, junto a otras personas, la empresa CICCONE Calcográfica, a partir de ciertas maniobras cuando estaba a cargo del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de la Nación.

Que un funcionario de tan alto rango sea procesado por tales delitos tiene un profundo impacto institucional y en la ciudadanía, que necesita una respuesta acorde a la gravedad de la situación.

Ante estos  acontecimientos, desde Poder Ciudadano, Capítulo Argentino de Transparencia Internacional, remarcamos la importancia de que la justicia actúe en forma eficiente y con la independencia necesaria para llegar a la verdad.

Al mismo tiempo, al estar involucrado un funcionario de alto rango del gobierno nacional, entendemos que el resultado del proceso no debe sufrir dilaciones como sucede en la mayoría de las investigaciones de casos de corrupción en nuestro país

Leer comunicado completo aquí.