Cientos de organizaciones de todo el mundo señalan a los  gobiernos que los Objetivos de Desarrollo del Milenio van a  fracasar si no se aborda la corrupción

25 de septiembre de 2013 Abuja/ Berlín/Buenos Aires/ Manila/ Rabat – Cientos de organizaciones de interés público alrededor del mundo enviaron hoy un mensaje al Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, John Ashe, y a sus líderes nacionales para demandarles que terminen con el sangriento desvío de fondos públicos a causa de la corrupción. Estos fondos podrían ser usados para reducir la mortalidad materna e infantil, asegurar educación para todos, proveer agua potable, brindar más salud y reducir los dañinos efectos del cambio climático. Toda estas son importantes metas propuestas por los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Las organizaciones advierten de que los gobiernos deben terminar con la cultura del secreto que beneficia a los corruptos y trabajar para llenar los vacíos en la implementación del derecho penal que resultan indulgentes con quienes cometen actos de corrupción. También deben eliminar las barreras que impiden a los organismos de gobierno recuperar activos robados que se encuentran en el extranjero. Los grupos son parte de una red global, la Coalición UNCAC, que trabaja para que los gobiernos implementen más y mejor la Convención de la ONU contra la Corrupción (UNCAC) que cumple 10 años desde que se abrió a la firma de los Estados.

La Asamblea General de la ONU está reunida hoy y más de 130 líderes mundiales y 60 ministros deliberarán sobre el alcance de los ODM y la agenda más allá de 2015. Con esto en vista, la Coalición UNCAC –en representación de sus 350 organizaciones miembro– ha enviado una carta al Presidente Ashe enfatizando que la corrupción es una gran barrera para el avance de los ODM ahora y en el futuro. La carta, firmada por el presidente de la Coalición Vincent Lazatin, expresa que “la corrupción no es un crimen cualquiera. Daña y, muchas veces, destruye la vida de millones de personas alrededor del mundo. Perjudica el desarrollo económico y produce inequidad e injusticia. Y viola los derechos humanos socavando la dignidad de las personas”.

La carta incluye una declaración de la Coalición que recomienda pasos concretos a tomar en Panamá en temas de prevención y castigo a la corrupción. Esta declaración fue también enviada a ministros y funcionarios de los 167 países que ratificaron la Convención, mientras se preparan para asistir a la Cumbre de Estados parte de la UNCAC en Panamá del 25 al 29 de noviembre. Lazatin recuerda a los líderes que “las personas alrededor del mundo están exigiendo un cambio. Ya es hora de actuar”.

Nota a los editores: la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC) es el único marco legal global para combatir la corrupción a nivel mundial. Es un acuerdo vinculante entre 167 países sobre estándares y requerimientos para prevenir, detectar, investigar y sancionar la corrupción. La Coalición UNCAC, formada en 2006, es una red de más de 350 organizaciones de la sociedad civil en más de 100 países. Su objetivo es promover la ratificación, implementación y monitoreo de la Convención de la ONU contra la Corrupción. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio son 8 metas establecidas después de la Cumbre del Milenio de la ONU en 2000. Incluyen la erradicación de la pobreza y el hambre, la educación universal primaria, la equidad de género, la reducción de la mortalidad materno-infantil, el combate a las enfermedades, la garantía de la sostenibilidad del medio ambiente y el fomento de una alianza mundial para el desarrollo.Ver también UNCAC Coalition website.

Palabras claves: Desarrollo del Milenio , corrupción