Buenos Aires, 8 de junio de 2015.

Poder Ciudadano presenta el informe Sistema de Integridad Local (o LIS por sus siglas en inglés) de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, desarrollado a partir de una metodología de Transparencia Internacional.   El objetivo de esta herramienta es evaluar la existencia y eficacia de los procedimientos y mecanismos para promover la transparencia, la rendición de cuentas y la integridad con el fin de luchar contra la corrupción a nivel local, formular recomendaciones sobre áreas a reformar, y proporcionar las bases para un plan de seguimiento en colaboración con los actores locales clave. La evaluación de CABA muestra una fortaleza desde el punto de vista normativo, pero importantes deficiencias en su implementación y aplicación efectiva.

A partir de esta metodología, se entiende que cada gobierno local debe contar con un conjunto de actores, y de funciones de supervisión y rendición de cuentas que deben llevarse a cabo con el fin de garantizar que el sistema de integridad local sea efectivo. Es decir, que tanto en el diseño institucional como en la práctica se garantice la transparencia y la ética pública, y se minimicen las condiciones y las oportunidades para la corrupción en ese nivel de gobierno.

CABA cuenta con un sistema fuertemente institucionalizado, especialmente si se considera su marco legal y la existencia de organismos que son los responsables de implementar dichas regulaciones.  A pesar de esto, existen importantes deficiencias en los niveles de implementación del marco legal vigente y en su efectiva aplicación en la Administración Pública Local. Si bien puede afirmarse que en general, en todos los niveles del distrito existen los recursos para llevar adelante las funciones gubernamentales, se detectaron importantes debilidades en cuanto al cumplimiento de funciones y en el despliegue efectivo de los mecanismos de gobernanza interna.

La evaluación de CABA muestra que la aún pendiente aplicación efectiva de la Ley de Ética Pública crea un déficit de transparencia e integridad en dicha instancia gubernamental. En este sentido, cabe aclarar que si bien la Legislatura porteña aprobó la Ley de Ética Pública en diciembre de 2013 -Ley 4895[1]-, la situación previa a la existencia de dicha norma no ha cambiado demasiado.

Poder Ciudadano enviará este informe a candidatos, legisladores, funcionarios y otros actores clave de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de generar una agenda sólida de trabajo en pos del fortalecimiento de democracia local.

Aquí para acceder al resumen ejecutivo y recomendaciones.

Aquí para acceder al informe completo.

[1] Ley 4895. Disponible en http://www.cedom.gov.ar/es/legislacion/normas/leyes/anexos/al4894.html#a2 .