Mientras continuaban las audiencias públicas convocadas por la Corte Suprema de Justicia por la contaminación del Riachuelo, una red de ONG lanzó un nuevo espacio para difundir el debate sobre la problemática medioambiental. Se trata del denominado Espacio Matanza- Riachuelo (EMR) constituido para articular la participación y el control ciudadano en torno al saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo, una de las áreas urbanas con mayor nivel de contaminación del país.

El Espacio Matanza-Riachuelo surgió a partir de una preocupación compartida por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), la Asociación Vecinos por la Boca -organizaciones que intervienen como terceros en la causa ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación-, Poder Ciudadano, la Fundación Metropolitana y Fundación Ciudad, respecto de la falta de información sobre la problemática que atraviesa la cuenca del Riachuelo, los avances de las causas judiciales y el plan de saneamiento.

Estas organizaciones se unieron para conformar un espacio que tiene por finalidad la difusión y monitoreo de información, fomentando la participación del ciudadano en torno al Plan de Saneamiento de la Cuenca.

El rol de Poder Ciudadano será el de recibir todas las denuncias que se planteen en el Espacio y judicializar los reclamos a través del Área de Justicia.