En esta sección semanal destacamos las noticias que no son tapa de los diarios y que muchas veces pasan desapercibidas dentro de la vorágine informativa diaria de los medios. Van acompañadas por un breve comentario de un miembro de nuestro staff.

Se postergó el debate por el Presupuesto porteño (Sección Política)

No es un deja vu, sino un nuevo debate parlamentario sobre la Ley de Presupuesto, al borde de quedar trunco. Hace unos meses lo vivimos a nivel nacional, con desenlace cantado: la nación repetirá el presupuesto de 2010 en 2011 y ahora sucede lo mismo en la Ciudad de Buenos Aires, con destino incierto. Y en este caso, con el agravante de no contar con la posibilidad de repetir el de 2010.

Más allá de las razones por las cuales tanto en Nación como en Ciudad, el debate parlamentario no llega a consensos, es oportuno ir más allá y ubicar en la agenda legislativa herramientas de transparencia y participación ciudadana.

A nivel nacional, es condición necesaria la creación de una Oficina Parlamentaria de Presupuesto, para lograr debates serios, con datos objetivos y creíbles, que permitan predecir y estimar variables presupuestarias para la adopción de políticas públicas a mediano y largo plazo.

En tanto, en la Ciudad de Buenos Aires existe una normativa vinculada con la participación de la ciudadanía en la elaboración del presupuesto. Es el llamado presupuesto participativo, por el que los ciudadanos realizan asignaciones de acuerdo a sus necesidades y criterios, y no es más que la inclusión de la agenda de la ciudadanía, dentro de un porcentaje limitado del presupuesto, algo que nunca se implementó.

Federico Arenoso, Transparencia y Anticorrupción.-

Limpiar la AFIP sale caro: contrato para una firma que cobra el doble (Clarín)

Los procesos de licitación pública son una forma de garantizar la transparencia en el gasto de recursos públicos. A través de ellos se pretende que los organismos del Estado asignen sus recursos de modo eficiente y utilicen el dinero fiscal para pagar a aquellas empresas que cumplan con requisitos objetivos de calidad y economía.

El problema está cuando se constata que los requisitos “objetivos” que debieran funcionar a favor de la transparencia, tienden a favorecer a ciertos proveedores. Esto puede derivar en situaciones como las descriptas en la nota, donde se da cuenta de cierta tendencia a preferir a algunos grupos empresarios, al establecer requisitos excluyentes que finalmente permiten que –en organismos públicos como la AFIP- se termine prefiriendo a una empresa que oferta por el doble de dinero que aquella que quedó en segundo lugar en la licitación. Lo más grave es constatar que la empresa perjudicada por la licitación ya realizaba el servicio anteriormente, en forma satisfactoria, y por la mitad del precio.

Nadia Tapia, Centro de Atención Legal Anticorrupción.-

Provincia: dan una chance más para pasar de año (Clarín)

Ya comienza el año lectivo y nos encontramos a diario con noticias sobre cambios en la currícula, pedidos de ajuste en los salarios docentes y con la posibilidad de volver a rendir una de las tres materias que garantizan que el estudiante pase de año y no repita. En este punto es importante detenerse y pensar en lo necesario que resulta para el sistema escolar contar con  las herramientas suficientes para lograr integrar y contener a los jóvenes y no seguir alimentando un sistema donde los chicos no tienen permanencia y retención.

Después podremos pensar en profundidad por qué los jóvenes se aburren, no estudian, no tienen interés en ir a la escuela, o en reveer la currícula. El grado de repitencia es grande, pero hoy podemos comenzar a pensar que algo está cambiando, y quizás sea el puntapié inicial de futuros cambios que favorezcan el futuro de los jóvenes.

Sandra Cesario, Construcción de Ciudadanía.-