En esta sección semanal destacamos las noticias que no son tapa de los diarios y que muchas veces pasan desapercibidas dentro de la vorágine informativa de los medios. Van acompañadas por un breve comentario de miembros de nuestro staff. Los comentarios publicados reflejan las opiniones personales de los miembros del staff y son responsabilidad de quienes los firman.

 

From the Archives: Justice After the Revolution (Foreign Affairs)

 

Las demandas que la población plantea en Medio Oriente van desde cambios graduales de apertura en la participación política, hasta la revolución total. Si bien es probable que nos invada una sensación inevitable de pensar que estos levantamientos son, al menos en parte, ideados y apoyados por fuerzas ajenas a la región, también debemos reconocer que los regímenes autoritarios (más allá de las banderas ideológicas en que se escuden dichas dictaduras), son un escollo para las libertades individuales, el desarrollo de la heterogeneidad y la justicia.

Los ciudadanos de países como Túnez y Egipto se rebelaron contra gobiernos que ellos mismos caracterizaban como corruptos y personalistas. Por eso no es de extrañar que las primeras acciones llevadas a cabo por la justicia de esos países contra ex funcionarios, no se hayan hecho esperar. Las acusaciones y cargos que se les atribuyen a los derrocados dictadores van desde corrupción, conspiración contra el estado, tráfico de drogas y asesinato de ciudadanos.
Toda nueva democracia, como la que se está intentado instaurar en estos países, debe luchar contra las estructuras de impunidad que son propias de cualquier régimen autoritario. En nuestro país tenemos un claro ejemplo sobre cómo la democracia y la justicia aún hoy en día debe luchar contra los antiguos miembros de una dictadura cruel y sangrienta para alcanzar su justa condena. Esperemos que la justicia en estos países pueda llegar en un corto plazo.
Pablo García, voluntario del Centro de Asistencia Legal Anticorrupción.-

“La prohibición no es la manera de cuidar el medioambiente” (Diario Digital)

En esta noticia observamos cómo una ordenanza de la ciudad de Río Gallegos, que prohíbe, desde el año pasado, el uso de bolsas de plástico, reaviva las voces sobre “la punta del ovillo” en estos temas ambientales. Pero lo que debe destacarse siempre que se hable de políticas públicas es que si bien las prohibiciones no son condición suficiente y necesarias para la eliminación de prácticas nocivas para el medioambiente, son el piso mínimo para el desarrollo de políticas integrales.
Hablar de políticas públicas siempre es hablar de un espacio de articulación entre la sociedad civil, el Estado y el mercado, y de allí que las condiciones mínimas para cualquier solución a un problema como este, requieran a la vez de marcos normativos propositivos y de la construcción de una cultura medioambiental por medio de la participación activa de los miembros de cada localidad. El ovillo no tiene punta pero por algo siempre hay que empezar.
Karina Kalpschtrej, Construcción de Ciudadanía.-

Habilitaron consultorios para los médicos que no adhieren al paro (La Opinión Austral)
Resulta sorprendente la decisión de las autoridades del Hospital de habilitar un espacio médico de atención primaria, para que los profesionales que no están de acuerdo con la medida de fuerza puedan seguir ejerciendo su profesión, la cual beneficia a los ciudadanos que no tienen otra posibilidad de atención médica que la que reciben en el hospital público.
No debe olvidarse que este hospital, como muchos otros de ciudades en el interior del país, recibe a vecinos de muchas localidades linderas, siendo en muchas oportunidades, las únicas instituciones públicas de salud en muchos kilómetros.
Sandra Cesario, Responsable de Proyectos Area Educación.-