En esta sección semanal destacamos las noticias que no son tapa de los diarios y que muchas veces pasan desapercibidas dentro de la vorágine informativa de los medios. Van acompañadas por un breve comentario de miembros de nuestro staff. Los comentarios publicados reflejan las opiniones personales de los miembros del staff y son responsabilidad de quienes los firman.

Día mundial de acceso a la información pública (Infoberá)

El 28 de septiembre se celebró el Día Mundial de Acceso a la Información Pública. Por este motivo elegí esta noticia en la que se mencionan dos cosas que me parecen fundamentales. En primer lugar, la importancia de esta herramienta legal, que permite a la ciudadanía solicitar y recibir información sobre el conjunto de datos producidos en el marco de la actividad –que realiza al servicio público– cualquier órgano perteneciente a la administración pública. En segundo lugar, por el desconocimiento generalizado que existe sobre este derecho.

En cuanto al primer aspecto, la enorme importancia en torno a este derecho radica en que es esencial para promover la transparencia de las instituciones públicas, y para fomentar la participación ciudadana en la toma de decisiones de gobiernos representativos y democráticos como el nuestro.

Finalmente, sobre la segunda cuestión, quisiera decir que coincido con el autor de la nota,  quien manifiesta que no todas las personas tienen por costumbre acercarse a las instituciones públicas a pedir información, por simple curiosidad, porque es su derecho, o porque simplemente se desea saber. Pero creo que esta actitud es compatible con el desinterés de las propias autoridades que no realizan políticas suficientes que fomenten y expandan su utilización. Es por ello que debemos seguir insistiendo en que, por ejemplo, se sancione definitivamente una ley nacional de Acceso a la Información.

Inés Herrera, Centro de Asistencia Legal Anticorrupción.-

 

La campaña salta a la pantalla (Página/12)

La Ley de Democratización de la Representación Política, la Transparencia y la Equidad Electoral (26.571) promulgada en diciembre de 2009, busca según lo expresado en sus fundamentos, “regular de manera equitativa y democrática” el desenvolvimiento del sistema de representación” para aumentar la representatividad de los partidos políticos y fortalecerlos; profundizar la democracia al interior de los partidos; transparentar el financiamiento de la política; y promover la equidad y la transparencia del proceso electoral. Tiene 110 artículos y modifica la Ley de Partidos Políticos (23.298), la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos (26.215) y el Código Nacional Electoral.

Un aspecto novedoso refiere a la prohibición de los aportes de personas jurídicas y la contratación y venta de espacios de radio y televisión para transmitir publicidad electoral (artículo 56). Es la Dirección Nacional Electoral quien autoriza y distribuye la publicidad. De esta manera las agrupaciones solo pueden disponer de los espacios de publicidad electoral en radio y televisión que les asigne el Estado. Con ello se modifica de raíz el esquema de financiamiento de las campañas, dado que la publicidad electoral (especialmente la audiovisual) representa la parte más sustancial de su costo.

Los espacios son distribuidos en un 50% entre todas las agrupaciones políticas y un 50% en forma proporcional a la cantidad de votos obtenidos en la elección general  anterior, para la categoría de diputados nacionales.

El gran déficit de la Ley 26.571 es la ausencia de pronunciamiento acerca de la publicidad oficial. ¿Es que acaso debe ser considerada de carácter distinto al de la propaganda electoral? Si entendemos que influye en la elección de los votantes a la hora de sufragar, se torna evidente que, en pos de la igualdad de oportunidades para todos los partidos, la publicidad oficial debiera ser regulada. ¿Cómo? La respuestas posibles forman parte de un debate que todavía no ha ocurrido formalmente, pero que es necesario que se lleve a cabo con prontitud.

Jimena Tolomeo, voluntaria Instituciones Políticas y Gobierno.

 

Ulapes, un pueblo con elecciones históricas (La Nación)

Este pequeño pueblo de la provincia de La Rioja vivió, en las pasadas elecciones locales, una jornada histórica. El intendente Danilo Flores (PJ) logró su reelección en un marco más que peculiar: no tuvo oposición. La UCR, ya tradicional partido opositor de la región desde hace 28 años, no presentó candidato, lo que permitió que  Flores obtuviera el 100% de los votos.

El intendente kirchnerista fue el único que tuvo la fuerza política, no solo para presentarse, sino también para lograr que ningún otro partido imagine llegar a ganar la elección. Con este acontecimiento sin precedentes se despierta un debate entre opositores y simpatizantes: ¿Clientelismo sofocante o resultado de una gestión eficiente?

Lo cierto es que el 34% de los habitantes de Ulapes tuvo que emitir voto en blanco, debido a que no tenía ninguna alternativa frente al oficialismo. Suena extraño en democracia que los votantes no tengan la posibilidad de oír un debate, escuchar distintas campañas políticas, elegir alternativas, verse obligados a no emitir voto válido.

Soledad Sassani, voluntaria Comunicación.