El día 17 de octubre un grupo de organizaciones de la sociedad civil enviaron una carta dirigida al ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido, solicitando la regularización de los dos entes de control de servicios públicos que se encuentran intervenidos: la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) y la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC).

La nota fue firmada por ACIJ, ADDUC, DEUCO, Consumidores Argentinos, Consumidores Libres, Fundación SES, Poder Ciudadano y Unión de Usuarios y Consumidores, cuatro de las cuales forman parte de la Plataforma de Organizaciones de la Sociedad civil por la Responsabilidad Social Empresaria. El plazo de respuesta era de diez días, según lo establecido por el Decreto 1172/2003.

En la presentación realizada por las organizaciones se mencionaba el proceso de creación e intervención de ambos entes y se esgrimían los motivos por los cuales la ausencia de correcto funcionamiento de sus directorios afecta directa e indirectamente diversos derechos de los usuarios. Entre ellos se enumeraban:

– A tener organismos de control independientes e imparciales, constituidos por personas idóneas.
– A participar de reuniones abiertas de directorio – conforme lo prevé el Decreto 1172/2003-, ya que al carecer de sus órganos naturales de dirección, éstas no se pueden llevar adelante y dicha norma se desnaturaliza.
– Al derecho al debido proceso y a la garantía de juez natural.”

El 31 de octubre, la Secretaría de Transporte envió una notificación en respuesta a la carta enviada, enunciando los antecedentes de creación de la CNRT, objetivos, funciones, facultades y organización interna. A su vez, agregaron que “…por medio del Decreto 454 de fecha 24 de abril de 2001 se resuelve intervenir la CNRT…. Dicho decreto no establece plazo alguno para designar nuevo Directorio, y a la fecha, no se ha iniciado ningún procedimiento a tales efectos”.

Con respecto a la CNC aún no se obtuvieron las respuestas del caso.