Desde Poder Ciudadano solicitamos al Poder Ejecutivo Nacional que revea la preocupante práctica de reemplazar al Congreso de la Nación en su tarea de legislar, a través de la utilización, en diversos casos, de Decretos de Necesidad y Urgencia.

La utilización de los Decretos de Necesidad y Urgencia implica la asunción de facultades que no le son propias al Poder Ejecutivo y que solamente están a su disposición como indica la Constitución “…cuando circunstancias excepcionales hicieran imposible seguir los trámites ordinarios…”

El receso legislativo de ninguna forma puede considerarse una circunstancia excepcional, teniendo en cuenta que la propia Constitución le da la atribución al Presidente de la Nación de convocar a sesiones extraordinarias del Congreso cuando un grave interés de orden o progreso lo requiera.

Poder Ciudadano considera que este tipo de prácticas van en detrimento de la institucionalidad democrática, especialmente de la división de poderes por la que bregamos insistentemente.