Buenos Aires, 22 de junio.- En relación a las declaraciones del Sr. Ministro de Relaciones Exteriores y Culto al diario Página/12, que refieren a la posibilidad de que el Embajador Eduardo Sadous pudiera incurrir en delito al declarar ante la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Poder Ciudadano solicita que se garantice que cualquier funcionario del Ministerio a su cargo cuente con las garantías necesarias de que el cumplimiento de su deber, en cuanto a responder requerimientos de otros poderes del Estado, no implique ningún tipo de sanción ni de consecuencia negativa para su persona.

En este sentido, solicitamos que no se condicione a este o a cualquier otro funcionario, requerido a declarar, a través de afirmaciones genéricas sobre “confidencialidad” de la información. Si existe información confidencial, reservada o secreta en juego, en todo caso, solicitamos que se proceda a aclarar bajo qué normativa se encuentra así clasificada y a desclasificarla lo antes posible, a los fines de permitir a los demás poderes tomar conocimiento sobre supuestas irregularidades.

En este sentido, destacamos que la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción establece que los países firmantes, entre ellos, el nuestro, se comprometen a facilitar que los funcionarios públicos formulen denuncias sobre hechos de corrupción (art.8 inc.4). Dando por descontada su voluntad de cumplir con este y otros compromisos internacionales asumidos por Argentina, le solicitamos que de señales inequívocas acerca de la libertad de los funcionarios de la cartera a su cargo para formular denuncias sobre hechos de corrupción.