Transparency International impulsa sanciones sociales en nueve casos de gran corrupción

Millones de personas participaron en el concurso para identificar los casos de gran corrupción más emblemáticos

Berlín, 10 de febrero de 2016 – Transparency International lanzó hoy la etapa de imposición de sanciones de su campaña Desenmascarar a los Corruptos, durante la cual la organización anticorrupción solicitó al público que identificara los casos de  gran corrupción más emblemáticos a nivel mundial.
Dado que fueron muchos los casos que recibieron una importante cantidad de  votos, Transparency International ha tomado la decisión de impulsar sanciones  sociales en nueve de los casos emblemáticos de gran corrupción que se enumeran  más adelante.
A través de la votación, el sitio web y los medios sociales vinculados se logró la participación de más de 170.000 personas y se captaron decenas de miles de votos,  lo cual permitió dar una importante difusión al tema de la gran corrupción entre nuevas audiencias.
La gran corrupción es el abuso de poder en las altas esferas que beneficia a unos pocos a costa de muchos, y resulta en perjuicios graves y generalizados para las personas y la sociedad. Muy a menudo, este tipo de corrupción queda impune.

Durante la etapa de votación, Transparency International descubrió que personas no identificadas habían falsificado su perfil de inscripción con la intención de manipular los resultados. Transparency International tomó todas las medidas que estaban a su alcance para evitar la manipulación de votos. Los esfuerzos para cambiar los
resultados de la votación ponen de manifiesto que a los corruptos les preocupa la visibilidad y la sanción social.
“La mentira, el engaño, el robo y el fraude son las herramientas que emplean los corruptos. Pretendemos impulsar sanciones contra la mayor cantidad posible de estos casos. No podemos señalar un único caso: es necesario tomar medidas en cada uno de ellos”, manifestó José Ugaz, presidente de Transparency International.

Los nueve casos se eligieron no solamente en función de los votos del público, sino también por su profundo impacto sobre los derechos humanos y la necesidad de echar luz sobre aspectos menos visibles de la gran corrupción, como las leyes que permiten constituir sociedades de titularidad anónima y aquellas que facilitan acuerdos corruptos.
Como parte de una nueva etapa de la campaña Desenmascarar a los Corruptos, se trabajará con personas de distintas regiones del mundo para aplicar sanciones sociales y políticas en estos casos.
“Es hora de que la justicia y las personas hagan sentir el poder que genera la unión”, señaló Ugaz. “Instamos a todos los que hayan apoyado el concurso a sancionar a los corruptos y sumarse a nuestras acciones”.
Los casos identificados en UnmasktheCorrupt.org se seleccionaron entre un total de 383 postulaciones presentadas por el público. Algunos corresponden a líderes políticos o empresas multinacionales que han abusado de manera indiscriminada de su poder y han perjudicado gravemente a la sociedad. Otros, como el estado de Delaware, son símbolos poderosos de cómo los corruptos pueden usar sociedades de titularidad anónima para comprar yates o inmuebles de lujo, o pagar a abogados que los defiendan.
Transparency International impulsará acciones de sanción social en los siguientes casos (en orden alfabético)

– Senador Félix Bautista de la República Dominicana
– Zine el Abidine Ben Alí, expresidente de Túnez
– Delaware, estado de los Estados Unidos que permite la constitución de sociedades de titularidad anónima
– FIFA
– Fundación Akhmad Kadyrov de Chechenia
– Corrupción sistémica en el gobierno, las autoridades y las instituciones del Líbano
– Ricardo Martinelli, expresidente de Panamá, y sus colaboradores
– Petrobras
– Viktor Yanukovych, expresidente de Ucrania

Transparency International es la organización global de la sociedad civil que lidera la lucha contra la
corrupción en el mundo.