La Argentina estancada en la lucha contra la corrupción

Buenos Aires 26 de oct.- Poder Ciudadano dio a conocer hoy el Índice de Percepción de la Corrupción 2010 (IPC), elaborado por Transparency International (TI), coalición global que lucha contra la corrupción. En la medición, que este año relevó a 178 países, Argentina ocupó el puesto 105 del ranking y repitió la mala nota (2,9 puntos) obtenida en años pasados. Dinamarca, Nueva Zelanda y Singapur se encuentran entre los países menos afectados por el flagelo de la corrupción.

 Hernán Charosky, director ejecutivo de Poder Ciudadano señaló que al resultado del ránking “no hay que tomarlo como una nota del colegio sino como un punto de partida para realizar mejoras en términos de transparencia y para discutir las políticas que deben implementarse”. Entre los elementos que obstruyen la transparencia destacó “la dificultad para acceder a información pública, dado que la respuesta recibida, por parte de muchos ministerios, de manera automática ante cualquier pedido, es que esa información constituye “datos personales”. En tanto que “otro elemento negativo es el retiro de los informes de gestión que la Sindicatura General de la Nación dejó de publicar en su sitio web”. Por estas razones, subrayó Charosky, “resulta fundamental la sanción de una Ley nacional de acceso a la información pública en 2010″.

Un aspecto fundamental es la falta de avance en las causas judiciales sobre corrupción. Los procesos interminables son una señal de impunidad que terminan siendo incentivos para nuevos comportamientos de corrupción. Transparencia es también saber qué pasó y qué consecuencias tienen estas acciones”, agregó.

En vista de que 2011 es un año electoral, “la falta de transparencia resulta aún más riesgosa para las instituciones democráticas. El uso indiscriminado de la publicidad oficial como herramienta partidista, y la oscuridad en la administración de fondos estratégicos como los de programas sociales para desempleados, obra pública y subsidios, se agregan a este panorama de gravedad”, sostuvo el director de Poder Ciudadano.

 La novedad en esta edición del ranking, que puntúa en una escala de 0 (para los países percibidos como más corruptos) al 10 (países con baja percepción de corrupción), consiste en la publicación de las fuentes que sostienen la construcción del ÍPC. En este sentido Charosky expresó que “la transparencia en la construcción del Índice y de sus fuentes sirven para entender de dónde surge la puntuación obtenida por el país”.

A nivel regional Argentina se ubicó detrás de Chile (obtuvo 7,2 puntos), Uruguay (6,9), Costa Rica (5,3) y Brasil (3,7), en tanto que Canadá vuelve a liderar con 8,9 puntos, al ubicarse entre los 10 países con mayor percepción de transparencia.

Índice Percepción de la Corrupción 2010 (PDF)