Índice de Percepción de la Corrupción 2016. Argentina debe aumentar sus esfuerzos para luchar contra la corrupción.

A pesar de haber subido 4 puntos en el índice sigue ubicado entre los países percibidos como altamente corruptos

Ciudad de Buenos Aires, 25 de enero de 2017 – En el día de hoy Transparency International, difundió los resultados del Índice de Percepción de la Corrupción 2016 (CPI, por sus siglas en inglés), otorgándole a Argentina 36 puntos sobre 100 posibles, y ubicándolo así en el puesto 95 del ranking.

El CPI es un índice que mide anualmente la percepción de la corrupción en el sector público. Según la ONG internacional, los países que se encuentran más cerca del número 100, aquellos percibidos como menos corruptos, comparten características de gobierno abierto, libertad de prensa, libertades civiles y sistemas judiciales independientes. En cambio, los que se encuentran más cerca del piso del índice se identifican con la impunidad generalizada, falta de transparencia, gobernabilidad deficiente e instituciones frágiles.

Argentina pasó de obtener 32 puntos en 2015 a 36 en el 2016, lo cual implicó un avance de 12 puestos en el ranking internacional. Según Pablo Secchi, Director Ejecutivo de Poder Ciudadano “Argentina sigue siendo vista como un país con altos niveles de corrupción. El pequeño avance a nivel global puede responder a que el gobierno anterior era percibido como altamente corrupto, y un cambio de gobierno, en principio, puede hacer que esa percepción baje”. Por otra parte, considera que “otro de los aspectos que pudo haber influido fue la sanción de normas que se consideran clave para la lucha contra la corrupción, como la ley de acceso a la información pública y la ley de colaborador eficaz. Estas normas pueden haber incidido favorablemente en la opinión de los consultados.”

El 69 por ciento de los 176 países incluidos en el CPI 2016 obtuvieron una puntuación inferior a 50, y esto dejó en evidencia el carácter masivo y generalizado de la corrupción en el sector público a nivel mundial. Este año, fueron más los países que obtuvieron un menor puntaje en el índice que los que mejoraron, lo cual alerta sobre la necesidad de tomar medidas urgentes.

La edición 2016  incluye a 176 países, ocho más que en 2015. El ranking es encabezado por Dinamarca y Nueva Zelanda con puntuaciones de 90, seguidas de cerca por Finlandia (89) y Suecia (88). Somalía, por décimo año consecutivo, obtuvo los peores resultados del índice, con apenas 10 puntos, mientras que Sudán del Sur se ubica en el penúltimo puesto, con una puntuación de 11, seguido por Corea del Norte (12) y Siria (13).

“En demasiados países, las personas se ven privadas de sus necesidades más básicas y se acuestan con hambre cada noche debido a la corrupción, mientras los poderosos y corruptos gozan impunemente de una vida de lujos”, expresó José Ugaz, presidente de Transparency International.

Más allá del leve crecimiento de Argentina en su puntaje, es necesario que las autoridades públicas aumenten sus esfuerzos para combatir la corrupción y sus consecuencias. Por ese motivo desde Poder Ciudadano se considera esencial adoptar políticas públicas orientadas a fortalecer los mecanismos de lucha contra la corrupción, como también apoyar el trabajo de los organismos de control, garantizar la independencia del Poder Judicial y fomentar la participación y control de los actos de gobierno por parte de la ciudadanía.  

Aquí los resultados generales de la edición 2016: https://www.transparency.org/news/feature/corruption_perceptions_index_2016

Para más información comunicarse con German Emanuele, Director de Transparencia y Lucha contra la Corrupción al 1151207655 o al 08002222684 (gemanuele@poderciudadano.org)

Infografía interactiva: